LA CARA OCULTA DE LOS CELOS

Actualmente, los celos son uno de los problemas que más encontramos en consulta y en nuestra vida diaria. Asimismo, es uno de los factores que producen mayor deterioro en las relaciones de pareja, sugiriendo una inseguridad en uno mismo y un miedo al abandono por parte de la persona amada.

¿Y… DE DÓNDE SURGEN LOS CELOS?

En la mayoría de casos el origen de los celos se sitúa en la persona que los experimenta, transformando tanto su vida individual como en pareja en algo difícil de llevar.

Lo primero para frenar este sentimiento que provoca tanto malestar es analizar qué podría estar alimentando los celos y de dónde creo que provienen (experiencias anteriores, bajo autoconcepto, falta de valía personal, figuras de referencia, etc).

 

 

Una vez realizado un examen de nuestros comportamientos y aceptado que son perjudiciales tanto para uno mismo como para el bienestar de la pareja, tenemos que hablar de algunos pasos que pueden ayudar a combatirlos:

1. Diferencia celos, de celos patológicos: todas las personas hemos podido experimentar celos en algunos de los momentos de nuestras vidas. Sin embargo, si los ataques de celos injustificados se dan de forma reiterada, estamos hablando de celos patológicos. En estos casos es recomendable pedir ayuda para identificar su origen y llegar a controlarlos.

2. Trabajar para mejorar la autoestima: esta parte es fundamental para manejar los celos, ya que en un gran porcentaje de ocasiones, los celos se originan de una autoestima devaluada, que nos hace sentirnos inferiores a nuestra pareja pensando que en cualquier momento puede encontrar a alguien mejor y abandonarnos.

3. Evaluar las situaciones de estrés y depresión: a lo largo de nuestra vida atravesamos diferentes situaciones que nos pueden generar estrés, como por ejemplo en el trabajo. Si dejamos que el estrés se apodere de nuestras vidas, inevitablemente aparecerá en nuestra relación de pareja devorando la serenidad y buscando conflictos donde no los hay.

Por otro lado, se pueden dar circunstancias que nos lleven a experimentar estados depresivos, como por ejemplo la muerte de un ser querido, una enfermedad…En estas situaciones, podemos presentar comportamientos regresivos más demandantes que nos pueden llevar a  una mayor inseguridad.

4. Riega y cultiva tus deseos: es importante compartir aficiones comunes en la pareja, pero igual de importante es dedicarnos tiempo a nosotros mismos como seres individuales.  Cultivar nuestros propios intereses y respetar nuestro espacio-tiempo es de suma importancia ya que en muchas ocasiones, los celos nos ciegan al estar totalmente volcados en nuestra pareja, llegando a nublar nuestros propios deseos.

5. Evita proyecciones de experiencias pasadas: este es un paso de mucha relevancia para dejar los celos atrás, ya que, en numerosas ocasiones, personas que han sufrido infidelidades por parte de parejas anteriores, terminan permitiendo que miedos del pasado destruyan la relación presente.

Debemos tener muy claro que cada persona es diferente y por lo tanto, ser conscientes de que tu pareja actual o es tu pareja anterior y por ende, tendrá un comportamiento totalmente distinto.

Para evitar estos casos, lo mejor es trabajar y analizar los fantasmas del pasado con el fin de que tengan la menor influencia posible en nuestro presente.

6. Empatía: ponerte en el lugar de tu pareja te ayudará a entender cómo se siente y por las situaciones que está atravesando debido a los celos.

 

¿QUÉ PUEDO HACER EN MI DÍA A DÍA PARA CONTROLARLOS?

1. Diálogo desde el respeto: si algo no te parece bien o te disgusta, háblalo, exprésalo, pero desde los sentimientos, no desde el reproche.

2. Busca una segunda opinión: si no estás seguro de si tus celos son fundamentados, pide ayuda a alguien objetivo, como por ejemplo, un profesional.

3. Al igual que debes trabajar en tu tiempo y espacio: debes respetar el de tu pareja y no invadirlo.

Para concluir, los celos aparecen en ocasiones a lo largo de nuestras vidas, pero es necesario que identifiquemos qué tipo de celos son y qué los motiva. Para evitar que nos afecten de forma negativa, es imprescindible enfrentarnos a ellos, si es necesario, buscando ayuda profesional para determinar su origen.

 

Imagen relacionada

¿QUÉ ES LA RESILIENCIA Y CÓMO PODEMOS DESARROLLARLA?

     La resiliencia se define comúnmente como la capacidad que tenemos los humanos de adaptarnos a todos los avatares y situaciones adversas que nos presenta la vida.

La capacidad de ser una persona resiliente no es innata, sino que se puede y se debe desarrollar a medida que vamos adquiriendo herramientas, con nuestras relaciones inter e intra personales y con la variación del contexto.

Las posibles “claves” o “tips” a tener en cuenta para poder desarrollar esta capacidad, son algunos de los siguientes:

  1. Trabajar la autoestima: lo que significa aceptarnos y valorarnos, conocer nuestras herramientas y no infravalorarnos ante situaciones difíciles confiando en nuestro criterio.
  2. Salir de la zona de confort: lo cual conlleva movernos del lugar en el que nos sentimos “seguros” pero no totalmente felices, hacia metas u objetivos que pareciendo a priori más complicados, nos hacen superarnos a nosotros mismos.
  3. Ser realistas: ser capaces de discriminar hasta dónde depende de nosotros y hasta dónde depende de las circunstancias que nos rodean. De nada sirve plantearnos metas imposibles de lograr o hacernos falsas ilusiones esperando que cambie el contexto.
  4. Rodearse de personas que “sumen” en vez de “restar”: saber alejarse de fuentes de conflicto negativas, que van en detrimento de nuestra felicidad, que nos producen ansiedad, que nos restan energías, etc, es una capacidad indispensable para mejorar nuestra adaptación y desarrollo personal, unida a un proceso de buena gestión emocional.
  5. Ser operativos: organizarnos de tal forma que disminuyamos los niveles de ansiedad y podamos trabajar de una manera más fructífera y sana. Priorizando y ordenando nuestras ideas conseguiremos trabajar de una forma más desahogada.
  6. Dedicarse tiempo a uno mismo: el camino hacia el autoconocimiento es imprescindible y a veces no le prestamos toda la atención que requiere. Reservar un hueco todos los días para pensar y estar con nosotros mismos nos ayudará tanto a conocernos como a adaptarnos mejor ante circunstancias adversas.
  7. Reírnos de nosotros mismos y por qué no, de la vida: a veces tomarse las cosas con humor y hacer chistes sobre nosotros mismos puede resultar sumamente beneficioso, en tanto en cuando, la risa es un potente reductor de la tensión emocional.
  8. Las personas resilientes comparten sus actividades con los demás y los animan: no pretenden mejorar pisando al resto, sino que comparten sus ideas, piden consejo e incluyen a los demás en sus proyectos de manera que resulta muy enriquecedor.

Resultado de imagen de girasoles

 

¿QUÉ ES LA ASERTIVIDAD?

       Entendemos la asertividad como la capacidad de expresar nuestros propios pensamientos, opiniones y deseos de una manera tal, que no dañemos al otro.

Resultado de imagen de ASERTIVIDAD

Una parte importante de la asertividad es poder mostrar nuestros deseos sin miedo a la reacción del otro, es decir, sin el miedo a ser rechazados por el simple hecho de no pensar igual que la otra persona.

Detrás de un comportamiento no asertivo, podemos encontrar varias causas:

– timidez,

– un exceso de angustia,

– problemas de ansiedad,

– una baja autoestima unida a un bajo concepto de uno mismo,

– miedo a no cumplir las expectativas de los demás,

– miedo a “defraudar” al otro, etc

Lo que es cierto, es que, en lo más interno de nuestra psique, lo que encontramos es el temor a ser “abandonados” mediante el rechazo del Otro.

Un comportamiento no asertivo, nos puede llevar a realizar conductas o decir cosas que ni pensamos ni queremos hacer. Cuando nos encontramos ante esas situaciones en las que callamos, lo que ocurre es que solemos obtener una sensación de frustración, ánimo bajo, ansiedad, etc, lo que puede desembocar en diferente sintomatología como dolor de estómago, presión en el pecho, dolor de cabeza, de espalda, náuseas…

La asertividad no es otra cosa que defender nuestros derechos e ideas de una manera adecuada, y si callamos, inevitablemente sucederá que el deseo no expresado en palabras, saldrá expresado mediante el cuerpo.

BIENVENIDOS AL BLOG DE PSICOTORRES!

Bienvenidos al blog de Psicotorres, un proyecto nuevo que nace del amor y entusiasmo por la psicología.

Este blog ha sido creado con el fin de informar y entretener con la Psicología, ya que, como bien sabemos, la podemos encontrar en infinidad de contextos como la salud, el trabajo, lo social, en la informática, en la comunicación, en el lenguaje, etc.

He abierto este blog para compartir con todos vosotros una psicología aplicada, aplicada a nuestras preocupaciones, a nuestro día a día, a las curiosidades o dudas que nos puedan surgir en los diferentes momentos. Por esta razón, quiero que sea algo que compartamos entre todos y estaría encantada de que me ayudaseis sugiriéndome temas que os interesen.

Quiero que sea un espacio de debate, de conocimiento, en el que todas las personas sean partícipes; no sólo psicólog@s, sino cualquier persona que tenga interés en la mente humana y su funcionamiento.

Me presento: mi nombre es Carolina Torres y soy Dra. en Psicología, psicóloga sanitaria, psicoterapeuta, orientadora y mediadora familiar y de pareja.

Espero que este sea un lugar de encuentro para crecer y aprender juntos, os espero!!

psicologa, psicotorres